Video del Mes

Calendario

Abril 2020
LMMJVSD
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930

Tiempo

booked.net

Herman@s Online

Radio Online

Opiniones

Fase Lunar

numantia

Los celtas de la Península Ibérica vivían en una realidad absolutamente relacionada con la guerra, ya fuera en forma de pillaje a otras tribus o en enfrentamientos directos con ellas y después, con invasores como los cartagineses, o los romanos. No es de extrañar por tanto encontrar varios dioses de la guerra, divinidades que solían recibir ofrendas relacionadas con el macho cabrío, el toro o el caballo, animales habitualmente relacionados con el Inframundo, con la fuerza y con el poder. He intentado catalogar algunas de estas divinidades, o al menos aquellas de las que existe más información, y he procurado buscar aquellas características que las diferencian unas de otras.

La divinidad Cairiogiegus, también llamada Cariecus y Cariociegus, viene atestiguada por ser un epíteto que se le da a Marte en la Península Ibérica, más concretamente en la zona enmarcada entre los ríos Miño y Limia. Se desconoce por completo la naturaleza de esta divinidad más allá del sincretismo con el dios romano.

Esta divinidad es una muestra más del llamado «Marte indígena«, es decir, estamos ante una divinidad guerrera de tantas que se han encontrado en la península como Cosus o Bandua, todas ellas guerreras. Respecto a lo que Estrabón escribió sobre el Ares de los lusitanos, hay estudios que lo han relacionado más con Cosus pero igualmente podría haberse referido a Cariocecus, pues tiene los mismos atributos.

En conclusión, de Cariocecus no conocemos nada más allá de su relación con la guerra. Su vinculación con los sacrificios de cabras, caballos y prisioneros es altamente posible (de hecho a muchos dioses de la guerra indoeuropeos se le sacrificaban esos animales). Aún así, este es uno de tantos dioses del que tan sólo nos queda una breve referencia.